Caminamos por la Agroecología para la vida digna

Los campesinos y campesinas comprometidas con seguir en el campo y defender la vida, se reunieron en la vereda Alto Llano, en el territorio de San Pablo, Nariño. Este encuentro se hizo del 8 al 12 de octubre del presente año. Allí las 40 personas compartieron conocimientos de Agroecología, Tecnología campesina y Soberanía alimentaria con el compañero Sebastian Piñeiro, del vecino país de Brasil.

Este taller esta pensado para fortalecer la producción agroecológica del Coordinador Nacional Agrario, como aporte a la interiorización de este tipo de producción no como práctica, sino una forma de vida con condiciones dignas y un paso más a la construcción del biopoder campesino. Así fue, como en el taller se destacaron las técnicas sencillas y la pedagogía popular de Piñeiro que resultaron en aprendizajes fáciles y prácticos entre los participantes en el campo de la Biología, Química, entre otros campos.

En la parte técnica, Piñerio compartió como hacer la cromatografía del suelo, la línea de tiempo del suelo, caldos sofocalcicos, agua de vidrio con métodos sencillos que permitían entender el proceso y sus fines. Además, los Biofertilizantes también hicieron parte de los contenidos aprendiendo no solo cómo se hacen, sino entendiendo que son un proceso de vida y no una mera receta aplicable en la finca. La formación no fue exclusivamente técnica, la formación política se integra en este proceso al apropiar principios como “el campesino es el cardiólogo del suelo” “si tenemos un suelo sano, libre de agrotóxicos, tendremos una planta sana con frutos muy saludables que nutrirán el cuerpo y el alma” “la persona que se alimenta con este tipo de alimentos, alimenta la conciencia cósmica”.

No hay que olvidar que la Agroecología se riega por toda Nuestra América y el mundo, por medio del campesinado critico que lucha por vida digna en los territorios, porque así como en Colombia realizamos este proceso, Piñeiro compartió las experiencias en Toluca (México) y por supuesto en Brasil. Por lo que, se lleva a la práctica el carácter colectivo y organizativo de la Agroecología la cual no puede ser una práctica individual.

Los procesos del Coordinador Nacional Agrario, continuarán en la formación de este importante campo de producción de vida para fortalecer no solo los procesos organizativos, sino para mejorar la vida de las comunidades y restarle fuerza a la invasión capitalista en el campo.