*El campesino colombiano si es un sujeto político de derechos

 

Históricamente, el campesinado colombiano se ha movilizado y organizado para gozar de su derecho al territorio, permanecer en el y construir en comunidad una vida digna. Ha luchado contra los terratenientes, contra las políticas del Estado y las multinacionales la tenencia y redistribución de la tierra. Por eso, en el departamento del Cauca, a partir de la movilización se conformó la Mesa campesina del Cauca, donde participan el CIMA, FENSUAGRO, Marcha Patriótica, PUP-SOC, ORDEURCA, ACADER, ASCAR de Playa Rica, Concejo comunitario de Renacer de Micay, municipio del Tambo, ASOCOMUNAL del Plateado y el municipio de Argelia[1]. Desde julio del 2012 esta mesa aporta a la solución de las tensiones de tierras y territorios entre las comunidades de esta región, entre ellos de los municipios de Cajibio, Popayán, Timbio y Rosas, tensiones que se dieron especialmente por los sectores afines al gobierno nacional discriminando a los campesinos y afrodescendientes.

A partir de los paros del 2013, otros procesos se recogen en esta mesa, articulándose a la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, alimentando los pliegos locales del departamento del Cauca.  Se agregan a los temas de tierras y territorios los temas de derechos y garantías, ambiental, educación campesina y deporte campesino; por lo que se desarrollan en dos comisiones: Tierra y Territorio donde está el Ministerio de Agricultura, la Agencia Nacional de Tierras, Agencia de Desarrollo Rural liderado por el Viceministro de agricultura y el acompañamiento del Ministerio de Ambiente.  La otra comisión es llamada  la Inter ministerial, coordinada por el Ministerio del Interior, junto a los Ministerios de Educación,  Salud, Minas y Energía, el Departamento Administrativo del Deporte, la Recreación, la Actividad Física y el Aprovechamiento del Tiempo Libre (Coldeportes); ambas comisiones se reúnen mensualmente, de dos a tres días, con nuevos compromisos y seguimiento de la agenda, pero siempre cruzado por la coyuntura política que obliga a modificar la agenda con reuniones extraordinarias.

Teniendo en cuenta esta dinámica lograda por las movilizaciones campesinas del Cauca, se tiene entre sus alcances: la resolución 1817 del 29 de noviembre del 2017, la cual viabiliza la creación de un grupo de trabajo de asuntos campesinos con el objetivo de lograr la articulación entre el Ministerio del Interior y las entidades del campo. El otro logro, es el fallo en primera instancia por parte del Tribunal Superior de Bogotá de la tutela campesina interpuesta al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), para que cumpla con la caracterización del campesinado.

Dentro de los tutelados también se encuentra el  Ministerios del Interior y Agricultura, Instituto de Antropología e Historia (ICAN) y Presidencia de la República, con apoyo de la Comisión de Juristas, DeJusticia[2], que fue radicada el 23 de noviembre del año anterior. Esta acción judicial plantea: “El gobierno nacional debe saber cuántos campesinos existen en el país, además debe construirse y desarrollarse el concepto de campesino, a partir del concepto que se desarrollará en los 7 foros regionales enmarcados en otro acuerdo de la mesa del Cauca, con el objetivo de caracterizar al campesino colombiano”. Finalmente otro de los logros alcanzados por el movimiento campesino, es la producción de políticas de inclusión campesina por parte del Estado.

Para que se cumplan estos logros, se  hará seguimiento por las organizaciones campesinas nacionales y regionales del Cauca, el sector académico (Universidad Javeriana, el Observatorio de tierras de la Universidad Nacional, la Universidad Externado de Colombia) la institucionalidad, con el marco de control realizado por la Procuraduría agraria, Defensoría del Pueblo y delegación de la Agencia Nacional de Tierras.

Al mismo tiempo, se realizaran los foros regionales en 7 departamentos, junto a la creación de mesas campesinas por parte del Ministerio del Interior y el DANE para fortalecer el concepto de campesino. Mientras el gobierno nacional debe impulsar estas exigencias, las organizaciones campesinas y la Universidad Javeriana, con el acompañamiento de Dejusticia y OXFAM[3] construirán una propuesta de instrumento estadístico antes de un año para que el DANE lo implemente y tenga un mecanismo de control campesino en el territorio nacional. Ya sea un censo campesino o una encuesta campesina hecha por regiones, se viene trazando el camino para lograr que el campesinado colombiano sea un sujeto de derechos.

 

[1] Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA), Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (FENSUAGRO), Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (PUP-SOC), Organización de Desarrollo Urbano y Rural del Cauca (ORDEURCA), Asociación Campesina de Desarrollo Rural (ACADER), Asociación Campesina de Playa Rica (ASCAR), Asociación Comunal del Plateado (ASOCOMUNAL).

[2] Dejusticia es un centro de estudios jurídicos y sociales localizado en Bogotá, Colombia. Nos dedicamos al fortalecimiento del Estado de Derecho y a la promoción de los derechos humanos en Colombia y en el Sur Global. Promovemos el cambio social a través de estudios rigurosos y sólidas propuestas de políticas públicas, y adelantamos campañas de incidencia en foros de alto impacto.  También llevamos a cabo litigios estratégicos y diseñamos e impartimos programas educativos y de formación.

[3] OXFAM es una organización benéfica cuyas siglas significan en inglés Oxford Committee for Famine Relief, muy conocida por sus campañas para recaudar fondos, su trabajo de ayuda al Tercer Mundo y su intento de promocionar el uso de tecnología básica y de los recursos locales renovables.

*Entrevista realizada a Cesar William Morales, miembro del Comité de Integración del Macizo colombiano – Cauca y Nariño, vocero en la Cumbre Agraria y Mesa Regional del Cauca.