El pueblo del Catatumbo sigue movilizándose para salir de la crisis

La crisis social y humanitaria que sufre el Catatumbo, se ha agudizado con el enfrentamiento entre las insurgencias del Ejército Popular de Liberación (EPL) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Sin embargo, la iniciativa de la comunidad ha hecho posible la creación de la Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz con el fin de movilizarse para solucionar este conflicto armado, pero también abordar el problema de abandono estatal que ha sufrido este territorio.

Ismael López Telles, es delegado del Comité de Integración Social del Catatumbo -CISCA- a la Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz, y explica las alternativas que viene realizando la comisión. Las acciones que adelantan son acciones humanitarias, la conformación de una misión en terreno con el acompañamiento de las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, la iglesia entre otras organizaciones sociales; otra acción es hacer una mesa humanitaria para sacar las personas enfermas, ingresar alimentos, hacer el protocolo de levantamiento de cadáveres, permita además defender la vida e integridad de los dirigentes sociales amenazados y posibilitar la movilidad en la región.

Seguidamente se impulsará la creación de una comisión para dialogar con las dos insurgencias, y aprovechando este impulso organizativo del pueblo catatumbero se realizará un encuentro regional entre todos los actores sociales y políticos para estar de acuerdo en tres puntos que preocupan a los habitantes de esta región como el tema de cultivos ilícitos, la visión de desarrollo de la región y cómo se aplicará la figura jurídica de las áreas protegidas en el Catatumbo.

De cara al conflicto armado desarrollado entre los dos grupos subversivos que operan en esta zona de Norte de Santander, el paro armado impuesto por el EPL ha hecho que la población esté obligada a sufrir de la ausencia de movilidad por su territorio, han tenido que cerrar los locales comerciales, las instituciones educativas, los centros de salud y la falta del poco trabajo abunda, porque ni en las fincas han podido laborar los campesinos. Por lo que el llamado al Estado de soluciones concretas ha sido reiterativo, aunque de este no se ha recibido nada, por el contrario las ayudas han provenido de las ONG, la Defensoría del pueblo, la misma ONU, pero desde las institucionalidades no se ha recibido nada.

Lo más reciente en acciones del gobierno nacional, fue una reunión entre la Vicepresidencia, el Ministerio del Interior con los alcaldes de Norte de Santander el pasado lunes 23 de abril, pero sin resultados eficaces para el pueblo. Aunque lo único positivo de esta reunión, fue que los asistentes reconocieron a la Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz como también reconocen la problemática que sufre este territorio, pero nada más. Un ejemplo de la falta de voluntad de los gobernantes en solucionar eficazmente la crisis que sufre esta comunidad, es la entrega de algunos mercados en helicóptero por parte de la Secretaría de Víctimas del Norte de Santander, pero según Ismael sale mas costoso el transporte por helicóptero que los pocos mercados entregados.

Mientras se espera el diálogo entre las dos insurgencias, el pueblo catatumbero se alegra y ve con buenos ojos este encuentro, porque es un paso entre los actores en conflicto para solucionarlo, pero se les sigue exigiendo el respeto a la comunidad.

*En el desarrollo de esta entrevista, han aparecido más víctimas mortales, lo que sigue preocupando a los habitantes porque mientras no se sienten el EPL y el ELN a dialogar pueden producirse más asesinatos en el marco del conflicto. La otra cara de la moneda, ha sido el incremento del pie de fuerza en esta región; tema que también preocupa a los catatumberos porque esto incrementa el conflicto armado.