En el norte del Tolima se siembra la vida digna

En cada mata de café, plátano, yuca se pone la esperanza de recoger alimento y plata con que resistir en esta parte de la cordillera central, conocida como La Aurora, territorio del Líbano, Tolima. Pegadito a los cultivos la tienda comunitaria de la vereda suministra los productos básicos que necesita la comunidad. Así mismo, la Escuela de La Aurora en estas vacaciones no tiene ningún niño o niña corriendo por sus pasillos jugando a la lleva o estudiando. Pero fueron acogidos los delegados y delegadas de la Junta Nacional, que del 12 al 14 de diciembre realizaron su tercera reunión del año.

Un pájaro amarillo con negro, madrugaba para cantarle a la vida sin falta. El gallo Kiko a pesar de su corto tamaño, se hacia notar en medio de las gallinas. Con este dueto se despertaban a las 5:00 am los y las visitantes para iniciar la jornada de evaluación y ajustes al plan de trabajo general, acordado en la VI Asamblea hecha en el caluroso San Alberto, César. Con el tinto en ayunas, este campesinado deliberó en un salón acogedor, iluminado, con la bandera del CNA colgada en una pared, el tablero blanco y juguetes didácticos empolvados de no usar.

Las risas en la cocina, dieron ese toque de amor que solo las mamás dan cuando preparan los alimentos para su familia y comunidad. Carne, pollo, arroz, verdura guisada, sopa, lentejas, pan con queso llamados “besitos”, una estufa a gas, fogón de leña, losa de plástico y sabiduría popular mantuvieron viva la cocina improvisada detrás de la tienda comunitaria, que también sirvió de bodega para los ingredientes. En cada comida del día, llegaban algunos y algunas a repetir ración porque la sazón campesina es tan deliciosa que merece mas de una degustación. En el campo se come mucho y varias veces.

Desde la vereda La Esmeralda, del territorio de Villahermosa llegó la juventud que asumió ser Guardia Campesina para proteger y cuidar la tierra, el territorio y la vida. Con sus gorras verdes, energía y picardía se encargaron de que nada extraño interrumpiera la Junta Nacional. Aunque el Ejército Nacional estuvo por la zona, se vieran drones cerca a la escuela y se oyera uno que otro tiro en la madrugada; el miedo no invadió este grupo de campesinos y campesinas soñadoras.

En las deliberaciones, se abordaron los trabajos de juventudes, mujeres, territorios, Derechos Humanos, Formación entre otros que componen las Secretarías del CNA, las actividades para el 2019, los y las dolientes de esas tareas, las expectativas y las certezas se cocinaron en el salón de clase para que cada delegado y delegada se llevara su parte a su territorio. De esta manera se mantiene viva la asociación nacional con sus procesos territoriales que en una sola sintonía aran la tierra para que nazca la vida digna.

Abrazos, estrechadas de manos, chistes, felices navidades y años nuevos, muchos “por allá le caigo” se repartieron el ultimo día al tiempo que se acomodaban las maletas en las camionetas que llevarían a los y las visitantes al pueblo, para que de ahí cogieran su respectivo transporte. Desde todas las direcciones del país recibió gente el Líbano, hacía esas mismas partes despachaba gente este legendario territorio del Norte del Tolima, la tarde del 14 de diciembre.

 

Anfitriones del Norte del Tolima:

Asociación Tienda Comunitaria de la Esmeralda, Villahermosa

Asociación Agroambiental Camilo Rodríguez Restrepo -ASACOL-

 

Secretaría de Formación y Comunicación