La guerra en Mihoahumado tiene en peligro a las comunidades

Las organizaciones, líderes y pobladores del corregimiento Micoahumado – municipio de Morales, manifiestan a la opinión pública nacional e internacional y a las organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos lo siguiente:

1. Hacia las 3:00 de la mañana del día 2 de marzo de 2019, los habitantes del caserío La Plaza del corregimiento de Micoahumado escucharon fuertes detonaciones seguidas de ametrallamientos muy cerca al caserío. Las explosiones y los disparos se presentaron por un hostigamiento que guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional hicieron contra un grupo del ejército de la Fuerza de Tarea Conjunta Marte que se encuentra acantonado en el sitio conocido como “La torre de telecom”, ubicado a menos de trescientos metros de la población.

2. Minutos después los pobladores vieron como los guerrilleros se adentraron en el caserío y se ubicaron en diferentes sitios, entre ellos el polideportivo desde donde siguieron con el hostigamiento; en respuesta las unidades militares dispararon contra los insurgentes, causando daño a las instalaciones del polideportivo. Este enfrentamiento duró una hora.

3. En el transcurso de un mes se han presentado varios enfrentamientos entre guerrilla y ejército lo que genera una gran preocupación de la comunidad por el impacto que estás hostilidades militares están generando en los pobladores, pero con especial énfasis en la población infantil que se aterroriza cada que se presenta un enfrentamiento.

4. Se denuncia también que los soldados están abordando a los jóvenes intentando convencerlos de que les colaboren, que ellos los pueden apoyar en cosas, que no especifican. Este es un claro intento de vincular a los jóvenes a redes de informantes y en consecuencia en involucrarlos en el conflicto armado.
5. Así mismo, y de mucha gravedad, es que los militares abordan a niños y niñas, les dan dulces y aprovechan para pedirles información sobre la guerrilla.

6. La tropa de la Fuerza de Tarea Conjunta Marte acantonada en La Plaza está invadiendo espacios civiles para satisfacer sus necesidades de agua, ducharse y el uso de instalaciones sanitarias. Varias fincas de civiles están siendo utilizadas. Existe preocupación de los dueños de las fincas en el sentido de las represalias que pueda haber por la presencia del ejército en sus propiedades, ya que esta invasión de las propiedades pone a la población en medio de las hostilidades.

7. Los militares, como una forma de intentar ganarse el beneplácito de los
pobladores está prometiendo que cuando instalen la base militar permanente allí
van a llevar desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida para los pobladores.

8. el día 4 de marzo alrededor de las 10:00 de la noche nuevamente guerrilleros
del ELN atacaron a la tropa acantonada en “la torre de telecom” con granadas y
disparos a lo que el ejército reaccionó también con disparos. Alrededor del sitio
donde se encuentra el ejército hay dos casas civiles donde habitan menores de
edad.

Los pobladores insisten en que ninguno de los actores armados debe hacer
presencia en medio de la población civil porque están infringiendo los principios
del Derecho Internacional Humanitario que exige a los actores armados no
involucrar de ninguna manera a la población civil en hostilidades armadas.
Un antecedente inmediato se vivió los días 2 y 3 de febrero que las unidades de la
Fuerza de Tarea Conjunta Marte se ubicaron en medio de la población y desde allí
se enfrentaron con la guerrilla del Eln los pobladores le exigieron a la tropa oficial
retirarse del caserío para que los civiles no quedaran en medio de los
enfrentamientos. El ejército accedió parcialmente a la solicitud ya que actualmente
no están en medio de la población pero si lo suficientemente cerca para que
sucedan hechos como los ocurridos el día 2 de marzo.

Cabe recordar que en Micoahumado los pobladores y las organizaciones
comunitarias han construido un proceso de resistencia civil en defensa de la
autonomía y la defensa de la vida; gracias a la persistencia de las comunidades
desde hace 14 años que los escenarios de guerra habían dejado de presentarse
en el sector.

En vista de lo anterior los pobladores, líderes y organizaciones del corregimiento
Micoahumado, las organizaciones regionales y las organizaciones defensoras de
derechos humanos que acompañamos a las comunidades les exigimos a los
miembros de la Fuerza Pública representados por la Fuerza de Tarea Conjunta
Marte y a los miembros del Ejército de Liberación Nacional que:

a. No hagan presencia en medio de la población en ninguna de las
veredas y caseríos del corregimiento de Micoahumado ni en ningún
otro de la región.

b. No involucrar de ninguna manera a los menores de edad infantes y
jóvenes en las hostilidades.

c. Abandonar de manera inmediata todas aquellas posiciones que
afecten y/o pongan en riesgo a la población civil y sus bienes.

d. No utilizar a la población civil como escudos o para obtener ventaja
en los enfrentamientos armados con los contendientes.

Solicitamos a las autoridades en cabeza del Ministerio del Interior, La Procuraduría
General de la Nación, La Defensoría del Pueblo, Director de Derechos Humanos
del Ministerio de Defensa y a los organismos nacionales e internacionales de
defensa de los Derechos Humanos para que de manera urgente pongan en
marcha una Misión de Verificación de lo que está sucediendo en el municipio de
Morales – corregimiento Micoahumado y actúen para salvaguardar a la población
civil de las afectaciones que actualmente está viviendo.

 

Marzo 5 de 2018
Proceso Ciudadano Comunitario por la Vida, la Justicia y la Paz de Micoahumado
Federación Agrominera del Sur de Bolívar
Corporación Sembrar
Capítulo de Víctimas de Crímenes de Estado del Sur del Cesar, Sur de Bolívar y
Catatumbo
Corporación Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio